Bien es sabido que la hostelería es uno de los negocios más duros. Se trata de un negocio donde la satisfacción del cliente depende de muchos intangibles y donde un pequeño error puede echar por tierra toda su experiencia.

En este sentido, y como ocurre con otros muchos tipos de negocio, la tecnología puede ayudar al mejor desempeño de los profesionales, bien para automatizar determinadas tareas o bien para contar con más información que les facilite su labor. A continuación vemos algunos ejemplos.

Tecnología en hostelería

Independientemente de que las nuevas tecnologías ayuden a los profesionales en su atención al cliente, las tendencias nos llevan a buscar una mejora en la experiencia que este tiene en el establecimiento. Por ello, la corriente actual es la de integrar muchas de estas soluciones en plataformas que permitan trabajar de forma coordinada y eficaz, y a la vez que el cliente se sienta más atendido y disfrute más del servicio. Un ejemplo es el concepto Admira Eats, que a través de diversas tecnologías combinadas (digital signage, audience analytics, IoT…) da solución a estas y otras necesidades del negocio de la hostelería.

Tecnología en hostelería

Se trata de un concepto que la empresa de digital signage presentó junto a Samsung en el pasado ISE de Amsterdam. Consiste en un menu board avanzado con el que el cliente puede obtener información adicional de cada plato (alérgenos, información nutricional…) y contenidos interactivos sobre su elaboración y emplatado. A través de un Digital Sommelier, también se le pueden mostrar al cliente sugerencias de otros platos e incluso recomendaciones de maridaje.

Imágenes | Admira | Unsplash: Nathan Dumlao