Los restaurantes han cambiado muy poco a lo largo de la historia. Reservamos, comemos, y pagamos. La gastronomía tiene elementos de tradición y pasión que la ha hecho reacia a la tecnología.

Según un estudio de EHL group, el 50% de los propietarios de restaurantes españoles consideran que la tecnología es importante para su negocio, una proporción superior a la media europea y muy por delante de Francia, por ejemplo, con un 38%.

La comunicación, la entrega a domicilio, las soluciones de pago, la contabilidad y la gestión de stocks son las aplicaciones más importantes para los restaurantes españoles. Donde más ha penetrado la tecnología en la restauración ha sido en las redes sociales y en los sistemas de reservas, porque el coste económico es bajo. Inteligencia artificial , Big data, rebotica e interacción es lo que encontraremos servido en la mesa del restaurante del futuro.

En el futuro tendremos tres tipos de restaurantes: Inteligentes, donde exploraremos emociones desde una perspectiva multidimensional, con un alto componente tecnológico, y donde incluso las cocinas estarán directamente conectadas con sus proveedores habituales; de rendimiento, con un enfoque funcional, donde reinaran conceptos como sano y bienestar; y de placer, donde el objetivo principal será simplemente disfrutar.

Esta inmersión tecnológica no sera para todos los tipos de restaurantes, pero sera de largo alcance e ira mucho más allá de la simple gestión económica y de resolución de incidencias. Servirá, sobre todo, para mejorar la experiencia de los comensales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.