Cuando se trata de mover una gran cantidad de datos a través de internet el proceso puede ser largo y lento, incluso utilizando conexiones rápidas.

Amazon ha presentando para este tipo de escenarios su AWS (Amazon Web Services) Snowmobile: un contenedor de 14 metros convertido esencialmente en un gigantesco disco duro externo con 100 Petabytes de capacidad.

Una vez contratado el servicio el camión viaja hasta el centro de datos del cliente que desea migrarse a AWS, se conecta a él con conexiones físicas ( cables/fibra ) y empieza a succionar todos los datos.

El contenedor es la versión aumentada de un servicio que ya ofrecía Amazon, el AWS Snowball, un pequeño electrodoméstico que Amazon ofrece con el mismo fin: trasladar datos desde un centro de datos ya existente al servicio en la nube de Amazon.

Amazon presenta este camión mejorado que es más rápido y más económico capaz de transportar cantidades ingentes de información.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.