La ciudad belga de Amberes ha pintado carriles provisionales para todos aquellos peatones que no deseen levantar los ojos de sus smartphones.

Andar mientras enviamos mensajes de texto o echamos un vistazo a las nuevas fotos y actualizaciones de nuestros contactos es hoy en día una de las mayores amenazas para nuestra seguridad vial. Nos encontramos llevando a cabo ambas actividades simultáneamente , la mayor parte de las veces, sin prestar atención a nuestro entorno y, por tanto, exponiéndonos a un mayor riesgo de accidente.

Siguiendo el ejemplo de ciudades como Washington DC o Chongqing, Amberes ha decidido sumarse a la iniciativa. Se trata en realidad de una campaña apoyada por la industria de reparación móvil dado que ha notado un aumento en las reparaciones causadas por choques tanto con otros viandantes como con mobiliario urbano. Para evitarlo, se han pintado unos carriles delimitados por largas líneas blancas que permiten enajenarse de los alrededores del peatón y evitan los choques sin necesidad de levantar la vista de sus dispositivos móviles. Dichos carriles se han bautizado como «los carriles para enviar mensajes de texto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.