Audi ha diseñado un carburante sintético similar a la gasolina en el que el porcentaje de combustibles fósiles brilla por su ausencia.

El fabricante de vehículos de alta gama Audi parece haber encontrado el sucesor ideal con el que independizarnos del petróleo; un combustible 100% limpio que se produce a base de agua, dióxido de carbono e hidrógeno.

El llamado «e-diesel» se está desarrollando en una planta en Alemania en colaboración con la local Sunfire, compañía especializada en energías alternativas. El carburante que ambas han generado no tiene ningún tipo de huella medioambiental porque el dióxido de carbono necesario para su producción se obtiene del que ya se encuentra circulando en la atmósfera y, al consumirse, emite la misma cantidad de CO2 empleada para su creación.

Audi presento su e-diesel en un acto en el que el ministro de Educación e investigación fue el encargado de estrenarlo llenando el deposito de su propio vehículo oficial con el nuevo carburante ‘verde’. Eso sí, la producción en masa de este combustible tendrá que esperar ya que la compañía sólo podría generar unos 3.000 litros en los próximos meses.

Quizás el futuro alimento de nuestros coches no se encuentre en la electricidad, la fuente energética alternativa que el sector de automóvil ha adoptado mayoritariamente. Puede que la respuesta esté en el combustible que comparta las características de la gasolina, pero que resulte menos contaminante y cuyas reservas no sean limitadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.