Hoy nos ha llamado la atención la nueva campaña DOOH que Audi ha realizado en un aparcamiento en la ciudad de Sao Paulo (Brasil). La acción consiste en que un experto de la marca valora los diferentes coches que están aparcados y almacena la información en un chip RFID que va pegado a un folleto que deja en el parabrisas del coche. Cuando el propietario se dispone a sacarlo del parking un sensor detecta la etiqueta y le ofrece un mensaje personalizado en las pantallas de digital signage dispuestas en el aparcamiento.

Lo fuerte del caso es que en las pantallas, Audi incita a los conductores a cambiar su actual coche por un nuevo modelo de la marca y les ofrece información de los pagos mensuales que tendrían que realizar y el precio que tendría revender su coche actual. También les sitúa el concesionario Audi más cercano por si se animan…

Una buena acción superpersonalizada y con información atractiva e interesante para un target muy afín.
¿Qué os parece?


audi-rfdi-digital-signage-coche


audi-rfdi-personalizacion-digital-signage

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.