Un equipo de investigadores idea generadores que hacen funcionar sensores médicos y ambientales y es posible que incluso relojes inteligentes. La conversión directa de la diferencia de temperatura en electricidad es conocido como el efecto seebeck.

Un generador termoeléctrico es un dispositivo que convierte el calor en electricidad. La generacional termoeléctrica se utiliza desde hace tiempo. Por ejemplo, se ha empleado en vehículos espaciales.

El cuerpo humano produce y disipa calor, por lo cual es susceptible de aprovechar el efecto seedbeck para producir electricidad. Sin embargo, la cantidad de calor que produce una persona resulta en una corriente eléctrica muy escasa.

Recientemente investigadores de la universidad pública de Carolina del Norte han desarrollado un nuevo método para convertir el calor corporal en electricidad. El nuevo sistema es más eficiente que los utilizados hasta ahora, y además cumple con el requisito de ser cómodo de llevar. Es pequeño y ligero: mide un centímetro cuadrado y tiene 2 milímetros de grosor, y también es flexible.

El diseño se basa en una capa de material conductor que está en contacto con la piel y que recoge el calor corporal, concentrándolo en el generador termoeléctrico. Puede estar integrado en una camiseta o colocarse directamente en alguna parte del cuerpo, como la parte superior del brazo.

A pesar de la limitación en la potencia eléctrica generada, los generadores termoeléctricos corporales serán capaces de hacer funcionar sensores simples dedicados a la salud, para controlar el ritmo cardíaco o la función pulmonar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.