Dos anuncios para una sola publicidad: la campaña Food Link utiliza ambos lados de las marquesinas de los autobuses para acercar la compra individual con la posibilidad de colaborar y donar para una causa social.

Con el objetivo final de conseguir donaciones de alimentos, esta iniciativa publicitaria de United Nations’ World Food Programme presentaba un anuncio desde donde poder comprar alimentos básicos y un segundo cartel para donar el valor del alimento. El nexo de unión: el smartphone. El dispositivo móvil es la herramienta para transferir la comida desde quién puede comprarla a quién la necesita más.

Sin necesidad de instalar ninguna aplicación, Food Link aprovecha la tecnología NFC para facilitar la interacción del público con la campaña digital signage. Pero no solo eso. Esta campaña de publicidad exterior también está conectada con las redes sociales: unos días tras la donación los participantes recibían en su cuenta de Facebook una postal de agradecimiento personalizada.

Un ejemplo más del uso de móviles y NFC en publicidad de manera práctica y útil, al servicio de la campaña y sin alardes de innovación tecnológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.