Cinemaxium, la mayor cadena de cines de Turquía, ha decidido implementar en sus instalaciones 138 pantallas para mejorar la experiencia de sus usuarios.

El circuito de pantallas se extiende por toda su superfície comercial y va desde pantallas en las mesas, en la lona de la entrada principal, en las taquillas y hasta… ¡dentro de los baños!

Los contenidos que aparecen en cada uno de los dispositivos responden a una estrategia comercial con el objetivo de que los usuarios accedan a ver determinadas películas. Es por eso, que antes de la proyección de un film todas las pantallas muestran trailers y contenido relacionado.

Esta gigantesca instalación ha sido finalista en la DailyDOOH Gala Awards de este año en la categoría de retail.

¿Todos los cines deberían ser así?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.