El departamento de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal presentó en Madrid un estetoscopio inteligente que se conecta a una app en el móvil o tableta y enseña toda la información cardíaca del paciente. La medicina digital puede ayudar a disminuir la brecha entre países ricos y pobres. Los fabricantes del dispositivo esperan que el aparato de bajo coste también llegue a las naciones en desarrollo. Para eso es necesario educar a los futuros enfermeros, médicos y técnicos hospitalarios en un contexto digital.

El aparato genera imágenes de gran definición y color de cómo la sangre corre por las arterias y de cómo las válvulas cardíacas se abren y se cierran. Sus creadores aseguran que es como tener el corazón en la palma de las manos. La tecnología permite simplificar los diagnósticos y aumenta la eficacia en intervenciones urgentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.