En Alemania ha aparecido un nuevo formato de publicidad exterior, que está generando polémica por ser considerado, por algunos, como demasiado intrusivo.

Se trata de la campaña publicitaria del canal de televisión Sky Deutschland: no utiliza carteleras digitales sino las ventanas de los trenes. Cuando un pasajero, ya cansado, apoya la cabeza sobre el cristal recibe un mensaje sonoro publicitando Sky Go (un servicio de contenidos premium accesibles desde dispositivos móviles).

Lo que convierte a esta publicidad en un formato todavía más especial es que el mensaje sonoro únicamente es audible por el viajero, sin que el resto de pasajeros oigan nada. ¿Cómo es posible? Podréis conocer un poco más con este vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.