El prestigioso museo Rijksmuseum de Alemania cumple un año desde su renovación. Para celebrarlo han decidido dar vida a las pinturas famosas del museo e insertarlas en las pantallas del metro.

Además, gracias a la instalación de un dispositivo interactivo permite a los transeúntes jugar con la obra y insertar su cara, a tiempo real, y compartir el resultado en las redes sociales.

Con este proyecto han conseguido acercar las obras a toda la ciudadanía y animar a visitar el museo.

En el siguiente vídeo se puede ver el resultado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.