Los dos nuevos dispositivos de la firma coreana llegan al mercado con mucha fuerza apostando a la vez por la realidad virtual. Tanto el Samsung Galaxy S7 como el Samsung Galaxy Edge comparten unas mismas características que hacen que se conviertan en un teléfono móvil único.

Los dos tienen un procesador Snapdragon 820 o Exynos 8890 (dependiendo del mercado donde lo compres), 4GB de RAM, una cámara trasera de 12 megapíxeles con doble fotodiodo, un cuerpo de metal con vidrio, una parte trasera con una leve curva y ejecutan Android Marshmallow. Además los Galaxy S7 ahora integran una ranura para tarjeta microSD y son resistentes al agua. Sin embargo el nuevo Samsung Galaxy s7 Edge tiene una serie de diferencias que lo hace ser único en el mercado. Su atractivo diseño lo forma una pantalla más grande de vidrio frontal que tiene una pequeña curvatura hacia sus extremos y una parte trasera con una curva que lo hace verse aún más moderno. Este modelo es aún más delgado (7.7mm) y además tiene una batería más grande de 3,600mAh.

Las primeras unidades en venta vendrán acompañadas de un regalo, las gafas Samsung Gear VR que permiten al usuario vivir una experiencia de realidad virtual ya sea para jugar a un videojuego como para disfrutar de una buena película. Solo es necesario conectarlas al dispositivo móvil y empezar a gozar de esta nueva tecnología.

La aplicación móvil de ADmira ya puede descargarse en estos dispositivos ofreciendo una reproducción de contenido de gran calidad en resolución 4k. El digital signage es una de las herramientas más efectivas a día de hoy y cada vez más lo encontramos a nuestro alrededor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.