Hace poco tiempo que en Japón se ha inaugurado un restaurante que destaca por no tener camareros y estar equipado por un sofisticado sistema de dispositivos digitales: iPads, pantallas… Es el propio cliente quien realiza la comanda seleccionando el plato deseado en un menú digital, que puede ver en pantallas táctiles fijadas en paredes o en Ipads encima de la mesa. El comensal sólo tiene que marcar en la pantalla lo que quiere, para ver como al cabo de unos minutos le llega el pedido a su mesa en una cinta transportadora.

Un ordenador central controla en todo momento los comensales que hay en cada mesa y lo que comen, ya que además, en otra cinta transportadora van apareciendo los platos más populares, sin previa demanda, para todo aquel que quiera. Sin duda, es un restaurante innovador que ofrece algo diferente, que sorprende bastante, pero del que se asegura que ahorra tiempo de espera a los clientes. El pago, eso sí, se debe realizar con una persona. Seguro que el restaurante tendrá éxito y podremos ver réplicas por todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.