El compromiso de las empresas para que sus prácticas sean ecológicamente respetuosas no está reñido con la instalación de un sistema de digital signage.

La cartelería digital sustituye a la publicidad impresa, por lo que de por sí reduce el número de pósters, catálogos y flyers. Un ejemplo de este ahorro lo encontramos en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de este año. En ella el Govern de les Illes Balears instaló en su stand una Oficina Virtual que contenía información sobre todos los recursos turísticos de las Baleares, substituyendo así a los clásicos folletos impersonales y en formato papel. A través de seis pantallas digitales interactivas y diez tabletas, los visitantes podían encontrar de manera activa y personalizada toda la información según sus necesidades, y llevársela vía USB, correo electrónico o códigos QR.

En contraparte, el digital signage está ligado al consumo eléctrico de sus equipos: pantallas LEDs, paneles touchscreen, monitores,… Aunque todos ellos están diseñados para ser eficientes y reducir su consumo al estrictamente necesario, algunas iniciativas abogan por conseguir un sistema digital signage totalmente eco-friendly. Es el caso del kiosko presentado por la empresa Zivelo, que puede ser alimentado únicamente por energía solar a través de un kit de 200 vatios de potencia. Completamente wireless, la autonomía es su característica distintiva.

La tendencia de la comunicación de las marcas pasa por la generalización de las herramientas digitales. Para que ello no suponga un mayor esfuerzo para el medio ambiente es imprescindible que vayan surgiendo iniciativas ecológicamente respetuosas como ésta.

EcoSolarPanel

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.