Leo con alegría (parcial ya que denota carencias de discurso expositivo) el comentario de la exposición que se inauguro ayer en Barcelona sobre Turismo y Souvenirs.

En la que explicitamente el periodista dice «Tras visitar la muestra –con ayuda de los miniordenadores portátiles, porque si no no se entienden la mitad de las cosas –, se llega a la conclusión…» para mi es una alegría que quede reflejada en los medios «más tradicionales» la utilidad, auténtica y real del digital signage en los museos como medio de comunicación, no como mero gadget tecnológico.

Es una verdad a gritos, que nadie puede obviar y su utilización va a ser absolutamente imprescindible en el futuro, de todo museo que se precie.

Por cierto, no vamos a comentar quien a puesto los «miniordenadores» como les llama la periodista en el museo, porque núnca hemos utilizado este blog como plataforma propagándistica de Admira ;·)

Estais invitados a visitarla y espero vuestra opinión.

clipped from www.elperiodico.com

 Foto: GUILLERMO MOLINER
Tras visitar la muestra –con ayuda de los miniordenadores portátiles, porque si no no se entienden la mitad de las cosas –,
blog it

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.