Está sucediendo en Australia, concretamente en Melbourne donde se ha instalado una pantalla digital gigante a lo largo de las 7 plantas de un edificio que se encuentra en el centro de la ciudad.

El contenido de la pantalla digital es un poco peculiar…unos testículos…¡Si, has leído bien! Por suerte se presentan en forma de «personajes» y pasan un poco más desapercibidos.

La campaña se desarrolla en función de las condiciones climáticas. En la pantalla se visualiza en tiempo real la temperatura actual  y en función de ella los «personajes» van cambiando de posición. Cuando hace frío «los chicos» tienden a subir en la parte superior de la pantalla y cuando hace calor sucede todo lo contrario, bajan hacia el extremo inferior. ¿Qué pasa cuando hace viento? Que se balancean…

Impactante, creativa, atrevida y divertida, así es la nueva campaña de la marca de ropa interior Bonds que a través del digital signage ha llamado la atención en las calles de Melbourne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.