Diesel nos sitúa en el corazón de la selva para presentarnos su nueva fragancia «Only the Brave Wild» gracias a la instalación de una «cueva» en medio de la estación central de Amberes en el norte de Bélgica.
En este túnel, repleto de dispositivos digitales, los participantes se ven asaltados por el peligro pero de ellos depende llegar al «Santo Grial» y conseguir la nueva esencia de la marca.
Una manera de hacer partícipe a los consumidores de la experiencia de marca e impregnarlos con su storytelling.

La operación se llevó a cabo con la colaboración de L’Oreal, Amsterdam Moxie, ZenithOptimedia, Posterscope y Clear Channel Create.

Todo el proceso de customización aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.