El Sónar ha finalizado y nos ha dejado, no solo actuaciones musicales sino también producciones gráficas de primer nivel.

Hoy queremos dedicar este post al artista Carsten Nicolai que creó, lo que él llama el unidisplay. Se trata de una pantalla, de más de 50 metros de largo, que muestra los elementos más básicos de su vocabulario, elevado a escala monumental: líneas puras y tonos sonoros básicos que se prolongan hasta el infinito, en una caja negra que envuelve al espectador y juega con los principios de su percepción. Unidisplay es un proyecto que construye espacio y reconstruye constantemente el paisaje que la misma obra crea. Los elementos que emplea remiten a tecnologías industriales –las líneas de píxeles de los interfaces, los tonos sonoros de la maquinaria electrónica– que, en sus manos, se convierten en principios para una poética digital propia.

Esta experiencia se instaló en Sónar Planta una iniciativa conjunta entre la Fundació Sorigué i Sónar, Festival Internacional de música Avançada y New Media Art, que tiene como finalidad la realización de nuevas producciones artísticas en el ámbito de las nuevas tecnologías y la creación contemporánea. De bien seguro, que este espacio nos traerá cada año impactantes experiencias visuales que nos cautivarán.

Os dejamos con un vídeo de muestra de lo que realizó en Milán el pasado año:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.