Un grupo de científicos de la universidad de Singapur han desarrollado un proyecto basado en la transmisión de sabores por internet. El equipo presentó como enviaban el sabor de una limonada a través del móvil.

¿Cómo puede digitalizarse un sabor? A través de traducir los bits de información que se envían electrónicamente a la señal eléctrica que entiende nuestro cerebro, es decir los estímulos sensoriales. La combinación de la estimulación eléctrica y térmica y la posibilidad de codificar la información para enviarla electrónicamente. Para entender mejor su funcionamiento en este vídeo veremos como se realizó una prueba piloto con 13 sujetos los cuales bebieron de una jarra dotada con electrodos llena de agua que tras recibir la información vía móvil, estaría reproduciendo el sabor y también la tonalidad de la limonada.

En esta caso de la limonada digital falta la parte del olfato que es imprescindible para percibir el sabor. Ya hemos visto otros caso como el iSmell de Digiscents que trataba de enviar olores por internet y que finalmente falleció por falta de interés. Habrá que ver si finalmente logran esa experiencia plena de beber y sobre todo si acaba siendo de interés para el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.