Una agencia rusa sin ánimo de lucro llamada «Dislife», ha creado un campaña en Moscú, para ayudar a la gente con problemas de movilidad y que pretende que se tengan en cuenta y no se ocupen los sitios de aparcamiento reservados para ellos.

Según informa Dislife, más de un 30% de personas ignoran los signos de aparcamiento para estas personas con movilidad reducida y ocupan su lugar sin fijarse en los signos de deshabilitación. Es por eso que han creado una campaña en la que un proyector muestra un holograma de una persona en silla de ruedas cuando alguien que no tiene este problema intenta ocupar una zona reservada.

Con esta campaña se pretende que la gente tome conciencia y respete estas zonas habilitadas. Esta acción tuvo lugar en centros comerciales y distintas empresas de Moscú.

El vídeo impresiona..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.