El digital signage puede ser el canal central de una estrategia de cross-selling. Se trata no solo de conseguir la venta de más productos, sino de a la vez crear comunidad entorno la marca, acercarse a nuevos clientes, y crear una experiencia de compra diferenciada.

En Francia Connect Kiabi ha vuelto a integrar la dimensión social con la compra en tienda, esta vez con un kiosko digital conectado a la red Kiabi y a Facebook que, además, funciona como espejo.

Al utilizar el kiosko digital signage este escanea el producto y le muestra al cliente información de productos similares junto a aquellos escogidos por su red de amigos (venta cruzada). Al momento puede leer también las opiniones y comentarios que ha recibido cada producto en la plataforma online.

Una de las particularidades de este kiosko es la cámara que lleva integrada, que le permite funcionar como espejo de probador. Puede conectarse al teléfono móvil, con lo que además el cliente podrá tomarse fotos y compartirlas en las redes sociales en las cuales participa.

Kiosko Kiabi Connect

En busca de mejorar la experiencia en tienda se aprovecha el kiosko para lanzar concursos, sortear premios o hacer partícipes a los niños con fotomentajes diseñados a su medida. Connect Kiabi ha llevado a cabo el experimento en cuatro de sus tiendas francesas: Villeneuve d’Ascq, Englos Roncq y Douai.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.