Hoy os presentamos una atractiva propuesta llamada Water Light Graffiti. Sorprendentemente  no llega desde ninguna empresa del sector ni desde ningún acto publicitario.

Quizás es por esto que es algo diferente, que, en cierto modo, une la tecnología y la cultura popular. Se trata de un gran mural de LEDS sensibles a la humedad que se encienden al entrar en contacto con el agua.

La creación la firma Antonin Fourneau, que ha estado trabajando durante semanas en un laboratorio artístico de París llamado DigitalArti Lab. Según explican ellos mismos han tenido que hacer varios prototipos y muchas pruebas de material que finalmente han resultado en ese gran mural expuesto este pasado Julio en la ciudad de Poitiers.

[vimeo http://vimeo.com/47095462]

Se trata de una bonita creación que nos propone imaginar la posibilidad de que las ciudades tuvieran este tipo de pantallas públicas, totalmente disponibles para que la gente se expresara libremente y que además permitieran cambiar el aspecto diario de nuestras urbes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.