La filial neozelandesa de la cervecera Heineken está probando una solución tecnológica para atraer a los consumidores con ofertas cuando estos se encuentren cerca o en el interior de bares o restaurantes. Se conoce con el nombre de beacons a dispositivos de reducido tamaño y bajo consumo que emite una señal a intervalos preestablecidos a través de una conexión inalámbrica para transmitir mensajes o avisos directamente a un dispositivo móvil sin necesidad de sincronización previa.

La idea de Heineken Nueva Zelanda es aprovechar una red de centenares de beacons distribuidas en distintos negocios gastronómicos de todo el país para que, a través de la aplicación Heineken LIVE, los usuarios reciban ofertas especiales de la marca, dependiendo de la ubicación de éstos. La app Heineken LIVE no sólo se basa en el uso de dichos beacons, sino que también puede combinarlo con la tecnología GPS para realizar un seguimiento de forma automática y un registro de entrada en los distintos establecimientos Heineken del país, ofreciendo recompensas basados en la localización cuando un cliente pasa tiempo en sus bares o restaurantes favoritos.

Heineken Nueva Zelanda quería ser capaz de adaptar el tipo de contenido que proporciona a los usuarios según su ubicación y también quería controlar la distancia de transmisión, dependiendo del lugar donde una persona se encuentre en cualquier momento. Para satisfacer este requerimiento, Rush Digital montó una plataforma basada en dos tipos de dispositivos transmisores:  uno para uso en interiores y el otro para la difusión de mensajes en el exterior de los locales. Los beacons internos servirían para saludar a los clientes a su llegada, como así también para transmitir promociones de ofertas de bebidas y entregar premios, como puntos de de fidelidad, entradas a eventos VIP, e incluso vuelos en helicóptero.

Los dispositivos ubicados en el exterior, mientras tanto, se encargarían de transmitir mensajes específicos de invitación a los dueños de los móviles cargados con la aplicación Heineken LIVE. Por ejemplo, los mensajes pueden informar a quien pase cerca del lugar sobre las promociones en el menú de comidas que se está sirviendo en el día. Si el usuario de la aplicación decide ingresar en el local, su teléfono recibe un número de identificación transmitido por el beacon instalado en el interior del establecimiento, haciendo que el móvil se conecte automáticamente a la nube desde donde recibirá todo el contenido que Heineken quiera hacerle llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.