La tentación de comprar siempre está presente en nuestro interior. Basta con salir a dar una vuelta para enamorarnos de un abrigo de un escaparate o entrar en nuestra tienda favorita y comprarnos cualquier cosa. Esta necesidad imperiosa de gastar ha llevado a un grupo de emprendedores a crear un prototipo de bolso al que han denominado iBag y que sirve para alertar al usuario cuando está gastando más dinero de la cuenta. Además, el accesorio es capaz también de avisar a la persona que lo lleva de que se encuentra cerca de sus tiendas favoritas, ya que incorpora GPS.

El iBag fue desarrollado por Finder.com como un concepto de prueba en el entorno de la publicidad con el objetivo de subrayar el peligro de las compras descontroladas. En concreto, lo que este grupo tacha es el riesgo de las tarjetas de crédito, el objeto preferido de los compradores compulsivos.

Este dispositivo cuenta con un módulo RFID que registra la acción de sacar la cartera, un reloj que produce el cierre automático del bolso en los momentos en los que ha notificado de mayor gasto, y además, el dispone también de los mencionados avisos para advertir al usuario de que está sobrepasando ciertos límites con su compra. Para ello, el iBag envía asimismo notificaciones por SMS a una persona de confianza para avisar de ese gasto.

En principio, el iBag se trata solo de un prototipo pero la web de sus creadores está pidiendo opiniones a los internautas acerca de su dispositivo, por lo que en un momento dado podría llegar a convertirse en una realidad si consigue la suficiente demanda. La idea de los creadores sería poner a la venta este dispositivo en versiones masculina y femenina, y por un precio de 199 dólares australianos, que equivale a 173 dólares americanos (unos 127 euros).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.