Acercar el mundo digital y físico. Este parece ser el objetivo de Obake (o-baa-keh), una pantalla cuya superfície de silicona es flexible y en la que la proyección responde al tacto y a la profundidad. Hoy en día las pantallas son en 2D, planas y rígidas: incluso las proyecciones en 3D no son reales, sino ilusiones ópticas. Este proyecto, aun en desarrollo, crea una pantalla con interacción 2,5D.

obake24-640x513

Obake permite apretar y tirar de la proyección en pantalla con la ayuda de cámaras de detección de la profundidad, un proyector y una pantalla de silicona. Esta es utilizada como una herramienta para manipular superficies y objetos en el espacio tridimensional. Así pues, puedes crear montañas tirando hacia fuera de la pantalla, dibujar ríos con los dedos o elevar un terreno entero. El resultado: conseguir que los datos cobren vida.

Es un proyecto aun en desarrollo de Dhairya Dand y Hemsley Robert quienes, por ahora, solo muestran el prototipo de trabajo. Utilizan un simulador topográfico y el software ha sido desarrollado en openFrameworks.

[vimeo http://vimeo.com/63494095]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.