La experiencia de pintar como lo hacíamos de niños ya nunca volverá a ser la misma. Los pequeños de hoy en día ya no están acostumbrados a pintar en hojas ni a utilizar pinturas que manchan las manos, ahora todo ha pasado a un entorno virtual. Con la campaña de Crayola vemos claramente que los más pequeños de la casa se han acostumbrado de una manera innata a estos dispositivos interactivos pero que no han perdido las ganas de jugar.

Crayola junto con GestureTek han diseñado toda una experiencia que nunca antes se había visto. En el Crayola Center situaron diferentes iPads y animaron a un grupo de niños a dibujar en ellos aquello que les hiciera mayor ilusión. Después, ellos mismos decidían que efecto movería su cuadro y lo enviaban a un proyector que, a tiempo real, lo reflejaba en las paredes de la habitación. Esta ha sido la primera vez en la que los niños han podido interactuar con su cuadro y el de sus compañeros utilizando todo su cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.