Toyota pondrá a la venta este invierno, en su red de concesionarios de Japón el robot Kirobo Mini, un asistente de comunicación en miniatura desarrollado para ofrecer compañía.

Este pequeño robot fue presentado en la pasado Tokio Motor Show por un precio que rondará los 39.800 yenes (349 euros al cambio actual).

Kirobo Mini, mide 10 centímetros y se puede guardar en una bolsa. Desde Toyota afirman que tiene la inteligencia de un niño de cinco años, un acicate para despertar el instinto maternal y paternal de los japoneses. De hecho, ese también es un de sus objetivo: colaborar a frenar el envejecimiento de la población.

Según Toyota, el robot tiene la capacidad para aprender frases y puede reconocer a través de unos sensores expresiones faciales para determinar el estado de ánimo de su dueño e interactuar adecuadamente con él.

Con está creación, la compañía pretende dar un paso adelante en la inteligencia artificial para atraer nuevos expertos en robótica. El fabricante japones ha invertido más de 1.000 millones de dólares en los últimos cinco años en estas tecnologías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.