Vodafone ha hecho realidad el proyecto Instant Network Programme que lleva operando desde noviembre en tres campos Lesbos, Samos e Idomeni.

Unos 84.000 refugiados han podido conectarse a las redes wifi instaladas. En estos meses se han transmitido 13 millones de megabytes que equivalen a 15 minutos hablados por Whatsapp o a 1,7 millones de mensajes.

Este tipo de dispositivos también se utilizan en las escuelas en campos refugiados africanos desde 2014 bajo el nombre de Instant Network Schools. Una maleta de 52 kilogramos que puede viajar en cualquier avión comercial que incluye un ordenador, 25 tabletas con software educativo incluido un altavoz y un módem 3G. Con todo este material es posible conectarse a Internet desde cualquier parte del mundo. Actualmente 18 escuelas, que se traduce en 60.000 jóvenes, se están beneficiando de este proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.