Se trata de un dispositivo que emite una señal en un intervalo de tiempo determinado que a través de la tecnología Bluetooth de Baja Energía o BLE transmiten pequeños paquetes de datos a corta distancia con un consumo muy bajo de energía.

Los beacons se han diseñado para interactuar con los dispositivos móviles y así con los posibles consumidores. Tiene multitud de usos, como la navegación, el proximity marketing, el check-in automático e incluso el contactless payment.

El posible consumidor en su dispositivo móvil recibe ofertas y catálogos en el caso de una tienda, cupones de descuentos en restaurantes, información sobre vuelos y ofertas especiales en los aeropuertos, etc. Mediante este canal interactua y recibe información pero de lo que no es consciente es de que los beacons son capaces de recoger datos sobre los usuarios permitiendo así estudiar su comportamiento.

Hoy en día una gran experiencia de compra se consigue gracias a la interactividad y la personalización que se mantiene con los posibles consumidores. Y por ello los beacons están apostando cada vez más fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.