En 2020 Mitsubishi quiere presentar un sistema de lo más novedoso. Su intención es incorporar imágenes flotantes en las olimpiadas que se van a celebrar ese mismo año en Tokio.

No se trata exactamente de un holograma 3d a todo color per si de proyectar vídeo en el aire. A día de hoy se han centrado en el estudio de dos tipos de tecnología óptica: un divisor de haz, encargado de dividir los fotones entrantes en la luz reflejada y transmitida y una lámina retrorreflectante que rebota la luz de nuevo en la misma dirección desde la que procede. Es la disposición de estos láseres sobre una pantalla los que hacen que la luz forme una imagen que parece flotar en el aire.

Gracias a un programa de simulación desarrollado por Mitsubishi cuando un sujeto se encuentre a un metro del divisor de haz una imagen de 56 pulgadas se reproducirá. El mayor temor de la compañía japonesa es que las personas no están acostumbradas a ver imágenes flotantes en un espacio abierto y quizás les cueste entenderlas. Como medida preventiva se ha tenido en cuenta que el sistema proyecte unas imágenes guía en las paredes que se encuentren a ambos lados de la imagen flotante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.