El email marketing sigue siendo uno de los elementos favoritos de las marcas para conectar con los consumidores porque, a pesar de que han aparecido muchas alternativas, sigue siendo el formato que mejor funciona a la hora de conseguir resultados.

Además, en los últimos años y a medida que las redes sociales se iban volviendo menos efectivas se ha vuelto a mirar con atención al email marketing. Este punto se puede ver claramente viendo lo que han estado haciendo en los últimos tiempos los medios de comunicación, que han vuelto a pedir a sus consumidores que se den de alta en sus newsletter como antes pedían un megusta en Facebook.

A pesar de todo, los problemas que el email marketing arrastraba no se han solucionado del todo y las marcas tienen que enfrentarse todavía a varias cuestiones fundamentales. Los consumidores siguen borrando muchos mails sin abrirlos. Y esto es un problema ya que al final el email marketing solo funciona cuando las marcas no se lanzan a abusar de ello y no saturan a los receptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.