Burger King ha sorprendido a todo el mundo instalado en el centro de Madrid una marquesina que desprende olor y calor.

Aprovechando la parrilla y su Whopper como su principal valor diferencial, la marca de comida rápida consigue despertar el hambre de todos aquellos que se acercan.  Además, incitan al viandante a visitar su establecimiento que se encuentra a pocos pasos de la parada de autobús.

Esta original creación, diseñada por La Despensa, aprovecha el punto fuerte de la marca y lo explota hasta el punto de humanizarlo en plena calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.