A través de una máquina de vending que se ha colocado en la estación de tren de Amberes (Bélgica) la marca Frisk promociona sus pastillas de menta de una manera muy inusual y llamativa.

La máquina expendedora te pide nada más y nada menos que tu aliento, si has leído bien, tu aliento. Se trata de un sampling de lo más original. Es fácil, los participantes solo tienen que soplar y el sensor de la máquina se encarga de detectar la frescura de su aliento. Un mensaje muy honesto revela que tan fresco es tu aliento y en función de este recibes como regalo una cantidad u otra de pastillas de menta.

¡A ver si de esta manera se arreglan todos los malos olores de boca!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.