McDonald’s en colaboración con la agencia de publicidad Cassette idearon una propuesta genial de digital out of home que cautivó al jurado del concurso Carte Blanche. El galardón premiaba a los creativos con un viaje a Cannes, la cuna de la publicidad, y al anunciante con un espacio de publicidad valorado en $50,000.

Como podéis ver en la fotografía el contenido es muy simple, un Egg McMuffin sale al mismo tiempo que sale el sol para dar la bienvenida a los conductores.

Sin duda, se trata de una buena manera de atraer su atención y grabar en la mente de estos la posibilidad de parar en un McDonald’s para comprarse el desayuno si aún no han tenido tiempo de hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.