El pasado verano la web Boomerang publicaba que Samsung estaría preparando dos teléfonos con pantalla flexible para este 2017. Uno podría doblarse por la mitad y el otro tendría una pantalla de 5 pulgadas usándolo como teléfono, pero podría transformarse en tableta y llegar a las 8 pulgadas.

Samsung sería la primera compañía en introducir en el mercado los esperados móviles flexibles y plegables, pero no la única. LG también tiene pensado lanzar teléfonos plegables. Como su propio nombre indica, si un móvil puede doblarse significa que puede hacerse más pequeño, por lo tanto podría ser más fácil de guardar y de llevar a cualquier lado.

Se espera que se vendan en pequeñas cantidades y que se haga en uno o dos mercados de prueba para ver cómo reaccionan los consumidores. Así que no todos los compradores que quieran podrán tener acceso a este producto, por lo menos al principio.

Otro de los retos a los que se enfrentan los teléfonos plegables es al desgaste que puede derivarse de doblarlos rápidamente. Además, habrá que ver qué tipo de hardware llevan este tipo de teléfonos, ya que a lo mejor está demasiado condicionado por el hecho de ser un diseño plegable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.