La agencia francesa Defocus films ha concebido el mediawall que reina la nueva sede de Nestlé en Vevey (Suiza). Esta «pared digital» se compone de 9 pantallas de 46» y 40» combinada con productos reales. En las pantallas se difunde contenido de marca y publicidades que varían con un juego de luces acorde con el código de color de la marca (el rojo para Nescafé clásico, cuando aparece Cappuccino pasa a color blanco, con Nescafé Dolce Gusto el fucsia ilumina la sala…)

El usuario puede, mediante un iPad, cambiar y elegir qué quiere que salga en la pantalla y en caso de no decidir nada, el videowall muestra la relevancia de la marca en las redes sociales.

¿Qué os parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.