4 ejemplos de cómo el videowall se está reinventandoPrevious Article
La transformación digital del sector inmobiliario: caso Neinor HomesNext Article
Breaking News

Digital Signage, Smart Cities, Internet of Things en español

Pantallas en los coches, ¿innovación o distracción?

Espaciado entre Líneas+- ATamaño de Letra+- Imprimir este Artículo
Pantallas en los coches, ¿innovación o distracción?

La digitalización del automóvil introdujo las primeras pantallas en el salpicadero de nuestro coche. Primero vinieron los navegadores GPS, que posteriormente se integrarían en los ordenadores de abordo, que a su vez irían sustituyendo cada vez más controles de la consola central del vehículo. El equipo de música se iba salvando, en cuanto que debía contar con un soporte físico que alojase los cassettes, cedés e incluso los puertos usb para el pendrive. Con el boom del streaming y la integración del smartphone con el sistema del coche,  la pantalla ha terminado por conquistar la consola central del salpicadero.

Lo podemos ver en el Tesla Model S, actualmente el automóvil con la pantalla más grande del mercado. Aunque las 17 pulgadas de su “tablet de abordo” podrían palidecer pronto ante las 49 pulgadas del pantallón del automóvil chino Byton M Byte. En este caso, se trataría de un monitor alargado que recorrería el salpicadero de un extremo al otro del vehículo, y que integraría también las funciones del tablero de instrumentos, esto es, mostrar el velocímetro, los pilotos, etc.

Pantallas en un coche

Parece cantado que este no será el último rincón del coche que conquistarán las pantallas; el volante, el túnel central o la propia luna del coche podrían ser sus próximos destinos. Sin duda, el futuro se antoja prometedor para los fabricantes de pantallas.

Más distracciones para el conductor

Sin embargo, no todo el mundo parece entusiasmado. No son pocas las voces que advierten sobre el peligro de las pantallas táctiles que sustituyen botones y diales analógicos. El principal argumento es que en una pantalla lisa (aún añadiendo sensor háptico) se pierde la referencia del tacto de nuestros dedos sobre elementos físicos. Es decir, estaremos constantemente apartando la vista de la carretera para ver qué estamos pulsando. Ello supone una gran fuente de distracciones, y de hecho en nuestro país está prohibido manipular cualquier dispositivo (incluido el GPS) con el vehículo en marcha. No obstante, fabricantes como Ford han vuelto a incluir controles físicos que ya habían integrado en sus paneles táctiles.

¿Cuál podría ser la solución? Unos abogan por buscar un equilibrio entre pantallas y controles analógicos, algo a lo que el consumidor ávido de nuevas experiencias no parece dispuesto. Sin embargo, la mejor alternativa podría venir nuevamente desde la propia innovación: La empresa de neumáticos Continental recibió el año pasado un premio por su prototipo de pantalla táctil 3D. Este tipo de panel contaría con “retroalimentación háptica activa”, detección de fuerza y elementos topográficos que “guiarían a los dedos”. Con ello se generarían relieves sobre la pantalla que servirían de referencia a nuestros dedos, con lo que no tendríamos que mirar con tanta frecuencia y se minimizarían por tanto las distracciones.

Pantallas en un coche

 

Todo este asunto está supeditado a la popularización del control por voz, y sobre todo a la llegada del coche autónomo, que tarde o temprano estará entre nosotros. Y con los mayores niveles de automatización de la conducción, se rompería definitivamente cualquier traba a la implantación de pantallas en el automóvil. Y ya nos encontraríamos con un campo abierto e infinito de posibilidades para el sector del digital signage.

¿Digital Signage en el coche?

Pues sí, ya vimos que la cartelería digital podría tener un futuro muy brillante a bordo del coche autónomo: infoentretenimiento, realidad aumentada, experiencias alternativas…

Pero quizás no sea necesario llegar a tanto. Imagina poder recibir las ofertas del día de camino al supermercado, o información turística de un pueblo cuando circulemos cerca de él. ¿Lo ves descabellado? Ahora imagina recibir las novedades de tu artista favorito mientras escuchas música en streaming en el coche. ¿A que ahora no lo ves tan difícil? Las posibilidades para el usuario (y los anunciantes) son infinitas, y sería posible tan sólo conectando el vehículo a una plataforma de digital signage o de hilo musical como las de Admira (que ya cuenta con su plataforma específica para in-store music).

Pantallas en un coche

De hecho, Admira ya trabaja con flotas de taxis que cuentan con pantallas geolocalizadas, de tal manera que se pueden ofrecer contenidos específicos de acuerdo a la ubicación del taxi en todo momento. Sistemas similares podrían aplicarse a coches de alquiler, flotas corporativas, al carsharing… y en general a cualquier usuario particular que desee estar informado. Y con pantallas de semejantes tamaños, las posibilidades de contenidos se multiplican. El futuro, una vez más, es quien tiene la respuesta.


Imágenes | Youtube/Tesla | Byton | Continental | Admira

Comunicaciones

4 ejemplos de cómo el videowall se está reinventando

4 ejemplos de cómo el videowall se está reinventando

El videowall es uno de los elementos más potentes que tiene el digital signage, y en general la publicidad, de conectar con su público y emitir su mensaje. En España [...]