Encuesta sobre el Digital Signage en 2019Previous Article
5 consejos para proteger nuestro negocioNext Article
Breaking News

Digital Signage, Smart Cities, Internet of Things en español

Aire fresco para las Smart Cities

Espaciado entre Líneas+- ATamaño de Letra+- Imprimir este Artículo
Aire fresco para las Smart Cities
Artículos Relacionados

La demanda de energía eléctrica en España se mantiene al alza. Además, ésta se incrementa cada año. El aire acondicionado y la calefacción es uno de los principales responsables de este elevado consumo.

También la demanda de frío industrial y comercial contribuye de manera importante. Este hecho permite tener en cuenta la tecnología de la refrigeración evaporativa por las posibilidades de ahorro que proporciona.

Las Smart Cities o ciudades inteligentes toman la sostenibilidad como principal actor. El concepto de Smart City también hace referencia a las medidas destinadas a mejorar la distribución de los recursos dirigidos al alumbrado o a la distribución del agua. Dicho esto, los equipos de refrigeración evaporativa juegan gran papel dentro de una ciudad definida como Smart City.  Pues favorecen al ahorro energético manteniendo el máximo respeto ambiental.

Principio de funcionamiento

El enfriamiento evaporativo es un proceso natural que utiliza el agua como refrigerante y que se aplica para la transmisión a la atmósfera del calor excedente de diferentes procesos y máquinas térmicas. Esta tecnología, utilizada en las instalaciones frigoríficas y de aire acondicionado con condensación por agua, contribuye a la reducción del efecto invernadero al limitar las emisiones de CO2. Esta tecnología reduce el riesgo de fugas de gases refrigerantes al trabajar las instalaciones con presiones relativamente más reducidas.

La reducción del consumo energético y de las fugas de gas se consigue por dos motivos: la eficiencia del proceso y el alto rendimiento energético que ofrece:

  • La eficiencia viene dada porque, cuanto mayor es la eficiencia del proceso industrial, menor es la cantidad de energía que se pierde y más fácil es deshacerse del calor residual.
  • La posibilidad de conseguir temperaturas de enfriamiento de agua en nuestra zona climática de hasta +25ºC o inferiores, permite el empleo de intercambiadores de calor intermedios, lo que significa que el fluido procesado puede enfriarse en circuito cerrado hasta 30ºC o menos.

Conclusiones

En las denominadas Smart Cities o Ciudades Inteligentes la refrigeración se constituye como uno de los elementos que en mayor medida puede contribuir a incrementar los índices eficiencia energética y a minimizar el impacto ambiental, contribuyendo de este modo a ese concepto de sostenibilidad tan perseguido.

En este contexto, se promueve la utilización de instalaciones comerciales e industriales que ofrezcan un bajo índice TEWI y apuesten por la utilización de refrigerantes naturales –como es el caso del agua- con valores mínimos en emisiones de CO2. Los equipos de refrigeración evaporativa – torres y condensadores- dan respuesta a todas estas necesidades.