5 tecnologías de Inteligencia Artificial que explotarán en 2019Previous Article
Digital Signage en el fútbolNext Article
Breaking News

Digital Signage, Smart Cities, Internet of Things en español

La DGT se pasa al vehículo conectado

Espaciado entre Líneas+- ATamaño de Letra+- Imprimir este Artículo
La DGT se pasa al vehículo conectado

Uno de los aspectos fundamentales de la Smart City es conseguir una gestión inteligente del tráfico en sus carreteras. Pero el tráfico inteligente debe ir más allá de las áreas urbanas, alcanzando todos los confines de la red de carreteras que recorremos con nuestros vehículos. Así lo entendió la DGT cuando sacó a concurso su proyecto de Plataforma de Vehículo Conectado, y que recientemente ha adjudicado a la UTE formada por KPMG, Inspide y Pons Seguridad Vial.

De acuerdo a lo que la propia DGT presenta en el briefing del proyecto, la Plataforma de Vehículo Conectado es una suerte de IaaS con componentes de IoT y un fuerte carácter colaborativo. IaaS (Infraestructure as a Service) porque consistirá en una plataforma que provea de servicios públicos digitalizados, esto es, en la nube. Estos servicios públicos consistirá principalmente en sistemas de información y alerta sobre el estado del tráfico y de la carretera a todos los usuarios de la vía, principalmente conductores pero también ciclistas, peatones, agentes de tráfico…

La Plataforma del Vehículo Conectado también tiene componentes de IoT (Internet de las Cosas) en cuanto que conectaría no sólo los vehículos particulares, sino también los de emergencias, los de trabajos de obra pública, así como las propias infraestructuras, como los radares, la cartelería digital o la propia carretera.

Un último aspecto es el carácter colaborativo de esta plataforma. Tal como sucede con otras aplicaciones como Waze o sistemas como los de Coyote, la plataforma se nutriría de la información suministrada por todos los agentes que participan en el tráfico: servicios de emergencia y seguridad, trabajadores de obra pública, profesionales del transporte e incluso los conductores particulares como nosotros. Nuestro vehículo, conectado a la través de la plataforma, se encargará de recopilar la información que será procesada y ofrecida de nuevo a los usuarios en forma de alertas.

Algunos casos concretos que pone la DGT como ejemplo son:

  • Alertas de incidencias en la carretera proporcionadas por particulares (como un obstáculo en la carretera).
  • Obras o trabajos de mantenimiento y conservación.
  • Provisión de información recogida por sensores en las infraestructuras.
  • Información meteorológica y avisos sobre cortes en carreteras.

Este tipo de avisos o informaciones llegarán hasta los usuarios a través de sus dispositivos móviles, sistemas integrados en los vehículos, navegadores GPS, los paneles informativos en carretera, etc. Pero lo que realmente diferenciará esta plataforma de otras es su aspiración pública, gratuita y universal.