Ocean Outdoor ha decidido equipar todas sus pantallas con puntos de acceso wifi. De esta manera, quiere permitir a las marcas trabajar con contenidos interactivos y más experienciales para que su relación con el usuario sea más enriquecedora.
Los primeros anunciantes que se han atrevido a participar son Keds y National Trust en Londres y Glasgow respectivamente. Los resultados son muy alentadores ya que han podido comprobar, gracias a la geolocalización, que se acercan nuevos usuarios a estos puntos y que su tiempo de interacción es mayor. También han recogido que la tercera parte de los usuarios vuelve para conectarse a la pantalla y por lo tanto afirman que produce engagement.

¿Qué pensáis, es un engagement con la marca o solo vamos locos buscando puntos wifi?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.