En el reino unido se ha puesto en marcha el primer supermercado donde se paga con huella digital.Fingopay”, nombre que recibe la solución, vincula la huella digital del cliente a su cuenta bancaria.

Dicha tecnología funciona gracias a un sistema de infrarrojos que escanea la huella dactilar y las venas de los dedos del cliente y vincula el mapa biométrico a sus datos de cuentas bancarias.

Esto supone un cambio radical de los medios de pagos ya que los clientes podrán ir al supermercado sin efectivo o tarjeta de crédito.

Una tecnología que quiere implementarse no solo en supermercados sino a otros entornos como clubes nocturnos o accesos VIP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.