Para promocionar la bebida refrescante Pepsi Max han instalado una pantalla de  realidad aumentada en una parada de autobús del centro de Londres. Solo la gente que esperaba este transporte urbano era capaz de ver lo que sucedía en esta pantalla transparente: la caída de un meteorito, el paseo de un león… todo esto a tiempo real. Como podéis comprobar en el vídeo la cara de sorpresa que se les queda a los viandantes es digna de un programa de bromas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.