Hoy nos hemos levantado románticos y hemos querido recuperar una acción que realizó Coca-Cola para San Valentín. La compañía de refrescos decidió instalar una pantalla en medio de la calle que solo se activaba con la presencia de una pareja. Una vez delante de la pantalla se modificaba el contenido diferentes motivos románticos que llamaban la atención a los transeúntes. La experiencia terminaba con la entrega de dos latas personalizadas para cada uno de ellos. Esta campaña cautivó se rápidamente por las redes sociales gracias al hashtag #shareacoke.

David Campbell, el director de contenidos global de Coca-Cola expuso: «con esta campaña solo se ha querido representar la felicidad de la marca, como se lleva haciendo más de 126 años, pero ahora más que nunca se pretende inspirar y crear momentos de felicidad diarios«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.