El digital signage ha demostrado su versatilidad, su capacidad de fidelización del cliente y la facilidad de instalación, uso y actualización del sistema y su contenido. Como parte de la estrategia de comunicación y promoción de un producto o marca la señalización digital persigue el mismo objetivo: generar nuevos deseos y necesidades en los consumidores para convertirles en compradores.

Entonces, ¿qué diferencia el digital signage de las formas de publicidad tradicional? Que éste debe generar un valor tal que la experiencia de compra sea mejor de lo que hubiera sido sin su presencia.

En consecuencia, al diseñar una campaña de señalización digital debería considerarse el contexto personal en el que se encontrarán los espectadores cuando vean el mensaje. Analizar el perfil de quién consumirá la publicidad, y adaptar no solo el contenido sino también la forma, el horario de emisión y las posibilidades de interacción con otros canales.

digitalsignage

Además, para el sector retail la cartelería digital es sinónimo de oportunidad: mejora la experiencia del cliente y pone a disposición del minorista diferentes canales para llegar hasta él.

Aunque cada campaña se distinguirá por características propias, es una opinión generalizada que aquellas que fomentan la participación del comprador con el dispositivos digital signage y con las redes sociales generan una experiencia más personalizada, con mayor éxito en los resultados obtenidos.

Por otro lado, cuando tratamos los canales que los comerciantes tienen a disposición para conectar con los posibles clientes es interesante entender los dispositivos móviles, como smartphones y tabletas, como complementarios con el digital signage y entre sí: son ventanillas abiertas en todo momento que pueden convertir una oportunidad de compra en una transacción real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.