Los centros comerciales son lugares ideales para instalar pantallas digitales interactivas ya que nuestro público está relajado y dispuesto a pasar un rato agradable y distendido. Es por eso, que en el centro comercial Macquaire, uno de los más emblemáticos de Sydney, han instalado la pantalla curva con vídeo y audio más grande de Australia. Con más de 21 metros de largo y tres de ancho ofrece contenido envolvente y publicidad en una zona de alto tráfico que puede llegar a más de dos millones de visitas mensuales.

Esta instalación forma parte de la mejora del centro comercial ya que le dota de una tecnología única e interactiva en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.