Las tecnologías de la información, en concreto la programación prometen ser uno de los sectores con más proyección laboral a medio y a largo plazo. Por ello un grupo de ingenieros del Wiss Institute ha diseñado un atractivo robot que pretende que los alumnos tomen contacto con ella.

Root, es un robot hexágono achatado con un escáner en su parte inferior y recubierto de una superficie táctil en la superior. Enseña a los más pequeños a programar con un nivel de complejidad creciente y adaptada a las habilidades de cada estudiante. Es capaz de sostener un rotulador para pintar y además se adhiere magnéticamente a ciertas superficies como las pizarras blancas.

Junto a la aplicación Square que se instala en la tableta, los estudiantes podrán dar instrucciones al robot y controlar su comportamiento. A medida que el niño va creciendo la dificultad de la aplicación también incrementa hasta alcanzar los tris niveles de dificultad. Podrán pedirle al robot que camine sobre una línea trazada o incluso que escriban su nombre en la pizarra.

El precio de las primeras unidades será de 176 euros y se espera que estén disponibles a principios de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.