La transformación digital de las empresas para conseguir ser más competitivos ya es una realidad. Las nuevas soluciones tienen demasiado potencial como para desaprovecharlas y todos pueden y deben beneficiarse. 

Actualmente, las pymes se centran en las soluciones cloud. Está tecnología ha hecho posible el SaaS (Software as a Service) que permite a todas las empresas formar parte de esta transformación sin que les abrume la complejidad de las nuevas tecnologías.

El SaaS reduce tiempos al no tener que implementar y configurar el software en su propio ordenador. Reduce costes ya que no hay que invertir una gran cantidad de dinero inicialmente. Es compatible con la mayoría de dispositivos (tablets, ordenadores y smartphones). Buen rendimiento por ser fácil de usar y personalizable en base a nuestros clientes. Actualizaciones online generalmente gratuitas. El usuario se despreocupa del mantenimiento de la aplicación contratada, puesto que será el proveedor el que se encarga de aplicar las mejoras del servicio.

Las pymes tienen en su mano una tecnología avanzada para integrar la gestión de sus distintas áreas en una única solución, sabiendo de antemano su coste y su impacto en los presupuestos. En cualquier momento pueden aumentar o reducir los puestos de usuarios y los módulos contratados. Justamente una flexibilidad que demandan los nuevos tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.