«Vivimos tiempos extraños». Seguramente es una sentencia que se viene repitiendo desde el inicio de los siglos. Cuenta de ello da «Midnight in Paris» de Woody Allen, donde los personajes van pasando de forma retrospectiva de época a época pensando que «antes se vivía mejor». Cuando en las entrevistas de promoción del film le preguntaron a Allen en qué época le gustaría vivir, comentó, con su habitual ironía, que en la actual, porque tendemos a agrandar con buenos recuerdos la sombra del pasado y antes, además, «no existía la anestesia en el dentista». En cualquier caso, seguimos teniendo la sensación, y supongo que es algo inherente al ser humano, que cualquier tiempo pasado fue mejor. Es probable que así sea si uno abre el blog de turno y descubre que con la vorágine de los gadgets una empresa holandesa (dónde sino) ha creado el primer «porro» electrónico del mundo.

porroelectronico

La compañía holandesa E-Njoint BV ha inventado el E-Njoint (para que no nos confundamos de marca, supongo) que «se consume en fiestas de moda, eventos musicales, bares, clubes y en otras partes» (sic). Producen 10.000 porros electrónicos por día que se venden en toda Europa en tiendas comunes de cigarrillos y los usuarios pueden rellenar el E-Njoint Recargable con su propio cannabis líquido.

Todo un avance para la humanidad. O al menos un parte de ella, entre la que espero no se encuentre la presentadora del telediario de TVE que confundió al líder de «Podemos», Pablo Iglesias, con el líder de «Pokemón». Ni el Director de Control de Calidad de compañía holandesa, oiga.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=ocrby33i8eM&w=500&h=300]

Pero entre tanta noticia extraña de repente aparece una pequeña luz en la oscuridad: una niña escribe una carta a Google para que le den un día de fiesta a su padre. Un clásico. La necesidad de un hijo de estar con su padre. Hoy, ayer y siempre.

Katie es la hija de un trabajador de Google y como a muchos niños, le gustaría pasar más tiempo a la semana con su papá. Decidida, se lanzó a escribir una carta de su puño y letra para pedir que Google le concediera a su padre un día libre.

google_carta

Querido trabajador de Google,

¿Podrías asegurarte de que cuando papi vaya a trabajar, consiga un día libre por favor? Por ejemplo, podría cogerse el miércoles libre, porque papi SOLO tiene días libres los sábados.

De: Katie

PD: ¡Es el cumpleaños de papi!

PD2: Es verano, ya sabes

El «trabajador de Google», en este caso el jefe de diseño, Daniel Shiplacoff, le ha concedido el deseo a la pequeña, para sorpresa de Katie y de su padre, a través de otra carta:

google_carta2

«Querida Katie,

Gracias por tu carta y tu petición. Tu padre ha estado trabajando duro en el diseño de muchas cosas bonitas para Google y para millones de personas en todo el mundo.

Con motivo de su cumpleaños, y reconociendo la importancia de coger algunos miércoles libres durante el verano, le vamos a dar la primera semana entera de julio como vacaciones.

¡Disfrútalo!»

En definitiva, hay cosas que existirán siempre: los inventos del tebeo, la meteduras de pata y por supuesto, un/a niño/a echando de menos pasar más tiempo con su padre/madre. Si estás leyendo este post y tienes un/a hijo/a, ya sabes. Apaga el gadget y ves a jugar con él/ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.