Samsung y LG siguen peleando en la cumbre de los fabricantes de televisores. En el CES 2014 de Las Vegas celebrado a principios de enero, además de paneles curvados y flexibles, enseñaron sus novedades en lo que de verdad hace inteligente a un Smart TV, más allá de que se conecte a Internet: la interfaz y las aplicaciones.

Samusung mantendrá su interfaz de usuario, pero ha eliminado la pestaña «Social» y la ha sustituido por una dedicada a los videojuegos. Además, ha creado un nuevo modo multitarea, que permite colocar en cuatro ventanas diferentes otras tantas aplicaciones. Además, las redes sociales ahora se integran en la misma pantalla que el contenido de televisión que se está viendo, con un ‘timeline’ unificado que aparece en un lateral de la pantalla.

LG ha sido bastante menos conservadora que su rival con su nueva interfaz. La surcoreana ha sacado de la sombra webOS, el sistema operativo móvil que rescató de la muerte después de que fuera abandonado por HP tras la compra de Palm.

LG ha creado una interfaz más versátil que la de Samsung, con un menú flotante que es accesible desde cualquier contenido. Surge en forma de pestañas, de forma similar a como lo hacía en el móvil y permite ejecutar cualquier aplicación estemos donde estemos. Además, mantiene abiertas y en ejecución las últimas cuatro ‘apps’ que se han utilizado.

Da la sensación de que LG ha conseguido un sistema operativo más versátil que el de Samsung gracias al uso de webOS. Sin embargo, ha descuidado un aspecto que se antoja tan importante como es la multitarea. En todo caso, las versiones mostradas en el CES aún estaban bastante verdes y habrá que ver cómo evolucionan de cara a su lanzamiento en modelos de Smart TV finales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.